BLOG | Noticias y novedades sobre el mundo cooperativo

Cooperativas eléctricas se unen para reclamar una baja del IVA

cooperativas electricas, adeera

A través de la FACE y Adeera impulsan una reducción de la alícuota del tributo. Aseguran que el impuesto equipara el costo de la masa salarial y hasta el 50% de los planes de obra. Cuestionan que existe una doble carga tributaria sobre los usuarios.

La carga impositiva que se aplica a las cooperativas encargadas de la distribución de la energía eléctrica es desde hace muchos años la misma, pero el incremento del 1.600% en el costo mayorista de la energía en los últimos dos años llevó a que el monto que se paga por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) sea tan grande que iguala a la masa salarial. Es por esto que las autoridades de la Cooperativa CALF de Neuquén impulsan un proyecto para reducir la alícuota que abonan.

La propuesta fue presentada por el titular de la cooperativa encargada del servicio eléctrico de la ciudad de Neuquén, Carlos Ciapponi, a las autoridades de la Federación Argentina de cooperativas eléctricas (FACE) y de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (Adeera) dado que en conjunto se buscará plasmar en el Congreso la modificación que abarque a las 400 entidades del país.

La propuesta contempla que se reduzca la alícuota que se abona en concepto de IVA tanto por parte de las cooperativas al momento de la compra de la energía, como la que abonan los usuarios. De momento las entidades pagan el 27% de IVA sobre las compras a Cammesa, en tanto que los usuarios abonan un 21% si son residenciales, un 27% si son responsables inscriptos y un 48% sin son no inscriptos.

Los ejes del planteos son dos: por un lado se buscar reducir todas las tasas al 10,5% al reclamar que se contemple al servicio eléctrico como un servicio esencial, equiparándolo con la carga tributaria que abona por ejemplo el transporte público. Pero por otro lado se reclama que por tratarse de cooperativas existe una doble imposición tributaria dado que los socios son en realidad los dueños de la cooperativa que ya abonó en primer término el IVA al comprar la energía al mercado mayorista.

“El Estado se termina llevando 45 millones de pesos mensuales en promedio por el IVA, lo que es más que la masa salarial de los 475 empleados de la cooperativa y representa la mitad del plan de obras”, indicó Ciapponi. Y remarcó que “por cada 100 pesos que paga un usuario del servicio 40 corresponden a impuestos”.

Para el impulsor del proyecto “tenemos que salir a buscar soluciones a los problemas de los vecinos y uno de los problemas serios es la presión tributaria que es casi asfixiante. Y si se miran las alícuotas de AFIP para el IVA el servicio de distribución de energía eléctrica la es la más alta de Argentina con un 27% y justamente para las pymes y comercios que son generadores de puestos de trabajo y que con mucha razón se nos quejan de la tarifa”, remarcó Ciapponi.

La propuesta buscará ingresar al Congreso de la mano del diputado neuquino Darío Martínez, como presidente de la comisión de Energía de la cámara baja, y del senador Guillermo Pereyra, titular de la misma comisión en el Senado.

Pero antes de esto se lanzará una campaña de recolección de firmas de los usuarios, con las que se buscará respaldar el pedido de reducción de la alícuota del impuesto.

En números
400 son las cooperativas eléctricas de todo el país que se verían beneficiadas con la reducción impositiva planteada.
30% es la reducción que tendría el monto final de las facturas del servicio de energía si se avala la rebaja de la alícuota del IVA al 10,5%.


Usuarios residenciales vs. comercios y pymes
Para el titular de CALF, Carlos Ciapponi, el incremento del costo de la energía eléctrica afectó de forma diferente a los usuarios. “Estamos manteniendo un 90% de cobrabilidad, con una factura promedio de 680 pesos en los usuarios residenciales porque han logrado hacer un uso mucho más racional de la energía”.
No obstante advirtió que “el problema lo tienen las Pymes y comercios que terminan trabajando para pagarle a CALF, aunque en realidad somos un cajero y la plata termina en las cuentas bancarias de las empresas productoras de gas”.

Fuente: rionegro

Artículos más leídos:

Suscribite a nuestras noticias

¿Sos redactor?. Si tu publicación es referente a cooperativas, cooperativismo, no dudes de mandarla a narracion@gestarcoop.com y te la publicaremos!

x

¿Promociones y novedades? ingresa tu email:

o siguenos!