Pedagogía cooperativa en las aulas.Teoría y reflexiones.

Pedagogía cooperativa en las aulas.Teoría y reflexiones.

“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”. Eduardo Galeano.

Cuando, quien estas líneas escribe, se dirigía a asumir por primera vez como maestro de grado en la escuela N° 54 de la localidad Villa Escolar, de la Provincia de Formosa-Argentina- en el año de 1983,en su mente estaban las ideas del gran maestro Paulo Freire,sin embargo,pronto esas ideas serían abandonadas por imperio de la constatación.
En efecto, en aquel trayecto a recorrer de seis kilometros de ruta de tierra desde la localidad de Gral. Mancilla hasta la escuela se produjo un encuentro casual significativo y trascendental con la Supervisora escolar Prof. Lidia Frederich de Acuña,ya que ambos tenían como punto de llegada la escuela.
La Supervisora escolar no tardó en hablar de las bondades del cooperativismo escolar y exponer en contexto la desvinculación existente entre la escuela y las necesidades de los educandos,hijos de pequeños productores; confrontó que la educación común no era la apropiada en relación a los intereses de las mayorias de los niños,toda vez que la perspectiva de un horizonte terciario u universitario es problemática, también por sus métodos, visibilizaban una ruptura oscurecida del medio social rural y la educación.
He aquí el problema social existente desde el cual nos paramos para intentar teorizar. Se constató entonces la vinculación existente entre el tipo o modelo de educación y la economía de los educandos.Educación y economía como un par de bueyes estirando el arado que abre surcos de saberes,pero supeditados a los decisores politicos.
La Teoría de la Educación, en general aceptada, implica un espectro de investigación, de producciones,en fin,de aportaciones, que se orientan en diversos horizontes y cuyas metodologías y temáticas buscan dar respuestas a la problemática del fenómeno social denominado educación,entendiendo claramente que se está ante un fenómeno social complejo,pero,sin embargo, éste posee una especificidad: desentrañar el proceso enseñanza-aprendizaje.
La destacada pedagoga argentina,la Dra. Adriana Puiggros nos adelanta que “el campo teórico de la educación presenta una serie de problemas que abarcan tanto los referidos a lo intrasubjetivo-que tiene como objeto el aprendizaje y las vinculaciones con los procesos constitutivos del sujeto-como los de la enseñanza en su nivel micro en el plano de la intersubjetividad (la relación entre un educador y un educando), en el plano institucional (la organización de la educación) y en el plano social amplio ( la relación entre la población y el Estado como educador).
En ese sentido, lo que nosotros damos en llamar “la teoría educativa cooperativa de las aulas”, también enfrenta esos problemas, y otros más,surgidos de su componente cultural que propugna una transformación del hombre,de la sociedad y de la economía. Tal vez por eso su aportación productiva teórica sea aún muy escasa, sin embargo, eso no constituye su mayor dificultad, es aquella asimilación al método de enseñanza oficial, su adecuación y consecuentemente su desvirtuación,su alejamiento de su esencia transformadora.
Es en este punto que consideramos cardinal de nuestra reflexión, replicarnos que “El Cooperativismo Educacional, reflejo del accionar de la empresa cooperativa, está materializada en el acto cooperativo como célula madre de una economía y sociedad de producción y distribución proporcional, tiende a desarmar la expoliación y sus secuelas, reemplazándolas por la cooperación, es el reflejo teórico que sustentamos”.
Decía Mariátegui (1894 -1930) que “El problema de la enseñanza no puede ser bien comprendido en nuestro tiempo, si no es considerado como un problema económico y como un problema social. El error de muchos reformadores ha estado en su método abstractamente idealista, en su doctrina exclusivamente pedagógica. Sus proyectos han ignorado el íntimo engranaje que hay entre la economía y la enseñanza y han pretendido modificar ésta, sin conocer las leyes de aquélla. Por ende, no han acertado a reformar nada sino en la medida que las menospreciadas, o simplemente ignoradas leyes económico-sociales, les han consentido.”
Tales enunciados ya fueron comprendidos por los Pioneros de Rochdale (Inglaterra) en 1844 al fundar la primer cooperativa que logró resistir los embates del industrialismo gracias a las ideas y acción sembradas por Robert Owen ( 1771-1858)-Padre de la cooperación-,por ello se expandió exitósamente su influencia en todo el mundo.
Concordamos con León Schujman cuando nos alecciona:“Cooperativismo y educación son temas íntimamente vinculados. Se ha dicho con acierto que la proposición de que el cooperativismo es un movimiento económico que emplea la acción educativa, puede ser alterado en el orden del enunciado, diciendo que es un movimiento educativo que utiliza la acción economía, sin cambiar su sentido”.
¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!
 

Artículos más leídos:

Suscribite a nuestras noticias

¿Sos redactor?. Si tu publicación es referente a cooperativas, cooperativismo, no dudes de mandarla a narracion@gestarcoop.com y te la publicaremos!

x

¿Promociones y novedades? ingresa tu email:

o siguenos!