Un día en la memoria del cooperativismo de Córdoba.

Un día en la memoria del cooperativismo de Córdoba.

Hace diecisiete años, el día Miércoles 15 de Marzo del año 2000, en una jornada épica las 207 cooperativas prestadoras del servicio de energía eléctrica de la provincia de Córdoba hicieron oír su reclamo, fue una caravana masiva, 700 vehículos colmaron una de las arterias principales de la capital cordobesa, Chacabuco y su continuación Maipú, eran las bases cooperativas y las federaciones que las representaban, FACE Córdoba y FECESCOR, expresando pacíficamente su disconformidad ante una situación límite.

Por ese entonces la existencia de las entidades solidarias, proveedoras – en aquel momento y en la actualidad – de un tercio de la energía distribuida en toda la provincia, se veía seriamente condicionada por las llamadas “Leyes del nuevo Estado” que preveían la privatización de la Empresa Provincial de Energía avanzando también sobre las cooperativas, y por la resolución 710/99 del Ente Nacional Regulador de la Electricidad, -ENRE- que modificaba los valores del costo del trasporte de la energía, favoreciendo de manera notable el valor de la futura empresa transportista provincial y afectando a las cooperativas, quedando éstas expuestas a vender la energía casi al costo a los grandes usuarios de su mercado, sumadas a una serie de medidas que implicaban el aniquilamiento del sector.

La acción de las federaciones incluyó también amparos judiciales, reuniones con legisladores, autoridades provinciales y de la banca oficial de la provincia. Al año siguiente las gestiones dieron frutos, se celebró un Acuerdo de Adecuación y Transformación del Sector Cooperativo, este se tradujo en el Contrato de Concesión a Distribuidores Cooperativos, reconociendo con una vigencia de 35 años la delimitación de las áreas de prestación de cada cooperativa, el derecho a exigir aportes a sus asociados por costos operativos o por economías de escala, y por sobre todo ratificaba la preexistencia de las cooperativas a la legislación específica en materia energética y a la empresa provincial de energía.

Son muchas las reflexiones que pueden hacerse al evocar este acontecimiento histórico, creemos que importa tener registro del alcance de la acción colectiva y la fuerza del movimiento cooperativo para transformar su realidad, no sólo por su capacidad para producir crecimiento y empleo, – aptitud conocida y valorada en el interior pero ignorada en los grandes centros urbanos- sino también por su determinación para fijar una línea, cuando las burocracias provinciales o nacionales avanzan sobre el esfuerzo y la buena administración de varias generaciones, de poblaciones del interior que gracias a las cooperativas cuentan con servicios indispensables para el desarrollo de su vida económica y social.

Fuente: FaceCordoba

Artículos más leídos:

Suscribite a nuestras noticias

¿Sos redactor?. Si tu publicación es referente a cooperativas, cooperativismo, no dudes de mandarla a narracion@gestarcoop.com y te la publicaremos!

x

¿Promociones y novedades? ingresa tu email:

o siguenos!