Mercado Cooperativo, una gran alternativa para estos tiempos

Mercado Cooperativo, una gran alternativa para estos tiempos


La idea del mercado es favorecer la posibilidad del encuentro entre consumidores responsables ya que saben quienes lo producen y lo mejor es su precio diferenciado, un claro ejemplo es en Junin (prov. de Buenos Aires) donde se reunen una vez por mes.

La imagen se repite miles de veces a lo largo de la jornada. Parte de la sociedad juninense llega, una vez por mes, al salón del Club Rivadavia y busca alternativas –sobre todo buenos precios- para afrontar tiempos difíciles.
Y lo hecho por la Asociación Civil Colectivo Juana Azurduy es para destacar aunque no están solos dado que reciben el apoyo del INTA Junín, la Secretaría de Agricultura Familiar, La Sociedad de Comercio e Industria, la UNNOBA y la FACAAL (Federación Argentina de Cooperativas Apícolas y Agropecuarias).
Quienes consumen los productos, saben que detrás de los productores hay cientos de familia que se las rebuscan para dar el presente en un mercado cada vez más difícil y que hacen malabares para subsistir. Aún contra la actual inflación, se las ingenian para mantener un precio accesible y que es el reflejo de la enorme cantidad de ventas que se llevan a cabo.
Los bolsones de verdura son uno de los “caballito de batalla” que tiene dicho mercado ya que son requeridos continuamente debido a su importante calidad y buen precio.
En un clima familiar, se crea un ida y vuelta interminable entre quienes compran y los productores que se sienten satisfecho y, al mismo tiempo, recuperan, desde lo económico, todo lo trabajo en meses anteriores.

González: “El público accede a un precio diferenciado del mercado”. Una de las referentes de la organización del Mercado cooperativo es Virginia González. La ex concejal habló con LA VERDAD y sobre la importante iniciativa declaró que “es una propuesta que venimos trabajando desde hace por lo menos cuatro años con la Asociación Civil Colectivo Juana Azurduy. La idea del mercado es favorecer la posibilidad del encuentro entre consumidores responsables ya que saben quienes lo producen. Detrás de dicha producción hay una familia que vive de su trabajo y elabora un producto con ciertas prácticas y valores de la economía social. Es un espacio que prioriza la comercialización asociativa de los emprendedores donde cada uno aporte su producto”.
Consultada sobre la importante respuesta en tiempos de crisis, relató que “hay un compromiso muy fuerte de los consumidores quienes conocen la propuesta y el proyecto. En estas épocas se vuelcan hacia este tipo de propuestas y sabe que acceden a un precio diferenciado del mercado”.
En relación a los productos que se venden en el marcado, detalló que “hay producción avícola, hortícola, apícola, hay productores que producen bienes agroecológicos, harina integral, mermeladas, aceite de oliva, nueces, plantas y cactus, quinotos, algunos productos de panificados y de panaderías. Además como estamos con otras Cooperativas del país, hay productos de Corrientes, Mendoza y tratamos que ese intercambio resulte no sólo para una generación de ingresos sino construir una economía diferente”.
En tanto, González explicó cada cuanto se realizan dicho mercado. Al respecto dijo que “tiene una periodicidad mensual. Hubo momentos en que hemos ido rotando. Estuvimos en el club Mariano Moreno y ahora lo hicimos en el Club Rivadavia que es otro de las instituciones que colabora, que está ubicado en el barrio Villa Belgrano.
La idea es que las distintas comunidades barriales accedan a las propuestas. Nos cuesta comunicacionalmente instalarnos en el barrio. Hace un año que estamos en el Club Rivadavia y hay gente del barrio y los alrededores que no conoce la propuesta. Es difícil llegar a todos los habitantes”.
Al preguntársele sobre si se puede pensar en un mercado más amplio, detalló que “tenemos la intención de que esta propuesta pueda establecer parámetros con respecto a la forma de producir. No es una propuesta aislada para favorecer que prende solamente favorecer a un grupo de productores.
Son necesarias políticas públicas y que sin ese empuje no es posible que propuestas de este tipo se transformen en interés público. Como Asociación Civil cumplimos un rol fundamental a la hora de organizar a los actores, sabemos que es necesario que el estado ponga su objetivo centrado en una posibilidad de generar ingresos más justos”.
En el final González envió un mensaje a la sociedad local al decir que “por cada compra por minúscula que sea aporta a la calidad de vida de una familia y a sostener el puesto de trabajo de los productores. Cada vecino que pisa el mercado y se lleva un producto, está colaborando con una sociedad más justa”.

Fuente: La Verdad

Artículos más leídos:

Suscribite a nuestras noticias

¿Sos redactor?. Si tu publicación es referente a cooperativas, cooperativismo, no dudes de mandarla a narracion@gestarcoop.com y te la publicaremos!

x

¿Promociones y novedades? ingresa tu email:

o siguenos!