El cooperativismo como doctrina

El cooperativismo como doctrina

El cooperativismo como doctrina es el conjunto de principios, valores y normas que regulan y orientan el comportamiento y las actividades de los individuos dentro de una organización cooperativa.

La doctrina cooperativa se basa en tres grandes conceptos:

  • La Igualdad

  • La Libertad

  • La Solidaridad

La Igualdad

Reconoce que todos los seres humanos por ser iguales, tienen los mismos derechos y obligaciones así como también iguales oportunidades, superándose las diferencias de nivel cultural, económico, social, racial, etc.
Para el cooperativismo, la persona humana es el elemento principal de la organización cooperativa, por lo tanto siendo una sola especie, desde el punto de vista biológico considera que existe una total igualdad entre todos los seres humanos.

La Libertad

Para la Doctrina Cooperativa, todos los hombres son libres y por lo tanto dueños de decidir por si mismos.
Esto significa que cada uno puede actuar y participar libre y voluntariamente en aquello que crea conveniente, sin mediar coacción, sin discriminación social, política o religiosa.

La Solidaridad

El Cooperativismo es una acción solidaria, es decir compromiso reciproco, ayuda mutua entre los hombres y mujeres para que en conjunto se pueda alcanzar objetivos comunes que beneficien a todos los miembros del grupo.
De nada vale la Igualdad y la Libertad si no somos capaces de actuar en grupo.

Principios del Cooperativismo

Los principios cooperativos son las políticas filosóficas que impulsan su comportamiento sin importar el tipo de cooperativa. Tienen su fundamento en los principios de los Pioneros de Rochdale.

Lo que distingue una empresa de otra es su filosofía, su manera de ver, de interpretar, sentir y practicar, es decir, tener una concepción de la organización. Filosofando el movimiento cooperativo ha podido encontrar planteamientos ajustados a los principios y a los valores y a la ética solidaria.

El cooperativista que en sus funciones no se fije más que en el aspecto económico, que no pone todo su talento y esfuerzo para servir mejor a los demás, no ejerce con dignidad y decoro su papel de cooperativista, no está actuando con ética solidaria. El directivo cooperativo que solo piensa en los beneficios sociales y no le pone todo su empeño a la producción de su empresa, no está ejerciendo con ética solidaria sus funciones de directivo.

La formulación de los principios cooperativos han tenido varios cambios a lo largo de la historia. Recientemente, en Manchester (Inglaterra) en 1995, se reformularon los principios cooperativos, los cuales rigen en la actualidad.

ADHESIÓN VOLUNTARIA Y ABIERTA

Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capaces de utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser asociadas sin discriminación social, política, religiosa, racial o de sexo.

GESTIÓN DEMOCRÁTICA POR PARTE DE LOS ASOCIADOS

Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por sus asociados, los cuales participan activamente en la fijación de sus políticas y en la toma de decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante los asociados.

PARTICIPACIÓN ECONÓMICA DE LOS ASOCIADOS

Los asociados contribuyen equitativamente al capital de las cooperativas y lo gestionan de forma democrática. Normalmente reciben una compensación, si la hay, limitada sobre el capital entregado como condición para ser asociados. Los asociados asignan los excedentes para los siguientes fines: Al desarrollo de su cooperativa, al beneficio de los asociados en proporción a las operaciones con la cooperativa, y al apoyo de otras actividades aprobadas por los asociados.

AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA

Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda, gestionadas por sus asociados. Si hacen acuerdos con otras organizaciones, incluidos los gobiernos, o si se consiguen capitales de fuentes externas, lo hacen en términos que aseguren el control democrático por parte de sus asociados y mantengan su autonomía cooperativa.

EDUCACIÓN, FORMACIÓN E INFORMACIÓN

Las cooperativas proporcionan educación y capacitación a sus asociados, a los representantes elegidos, a los administradores y a los empleados para que puedan contribuir de forma eficaz al desarrollo de las mismas. Informan al público, especialmente a los jóvenes y a los líderes de opinión, sobre la naturaleza y beneficios de la cooperación.

COOPERACIÓN ENTRE COOPERATIVAS

Las cooperativas sirven a sus asociados lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

INTERÉS POR LA COMUNIDAD

Las cooperativas al mismo tiempo que se centran en las necesidades y deseos de sus asociados, trabajan para conseguir el desarrollo sostenible de las comunidades por medio de políticas aprobadas por sus miembros.

Valores Básicos de la Economía Solidaria
Los principios cooperativos carecen de poder si no están cimentados sobre unos valores. Los valores cooperativos le dan forma a los principios. Todos tenemos valores, pero lo que puede ser valor para nosotros para otros puede ser un antivalor. El mayor activo de una cooperativa es sus asociados, pero la mayor fortaleza de ella es tener asociados con valores

Los valores los encontramos en todas partes. Los valores familiares los conseguimos orientando bien en los hogares; los valores civiles los adquirimos en la sociedad; los valores cooperativos los conseguimos en la cooperativa. Los valores familiares los enseñan nuestros padres; los valores civiles los enseñan nuestros gobernantes, y los valores cooperativos los enseñan los directivos de la cooperativa. Si tenemos padres, gobernantes y directivos con valores, tendremos hijos, ciudadanos y cooperativistas con valores.

Podemos considerar los siguientes valores importantes para el sector cooperativo:
Participación de los Asociados. Las cooperativas son sólidas si están en capacidad de movilizar a sus asociados.

La solidaridad requiere de un proceso educativo que mantenga igualdad, informada y preparada a toda la base social, dentro de un proceso de participación democrática.

Democracia. Los asociados serán simultáneamente los aportantes y los gestores de la cooperativa.

Democráticamente se deben resolver los asuntos más importantes de la vida de la entidad y determinar su orientación y sus propósitos. Para ejercer la democracia se requiere la capacitación y un definido sentido de pertenencia.

Honestidad. Es el valor más importante para la cooperativa. Las cooperativas deben ser transparentes, diáfanas, justas y razonables.

La franqueza y el coraje de sus dirigentes deben ser el principio para tener en cuenta en todo momento.

Ayuda Mutua. En este valor se fundamenta la solidaridad y es el más conocido e identificado. Es un valor básico que pertenece a la naturaleza del movimiento, basado en la auto-ayuda.

Fuente: Crear Coop

Artículos más leídos:

Suscribite a nuestras noticias

¿Sos redactor?. Si tu publicación es referente a cooperativas, cooperativismo, no dudes de mandarla a narracion@gestarcoop.com y te la publicaremos!

x

¿Promociones y novedades? ingresa tu email:

o siguenos!